El comienzo de la mineria en chile

Posted by Andres101

Desde el viejo continente llegaron un grupo de expedicionarios, ávidos e ilusionados con la obtención de fáciles y abundantes fortunas. “El afán de riquezas” impulsó a la expedición española a este rincón del mundo, siendo uno de los motivos para la conquista y colonización de Chile en el siglo XVI. La explotación de lavaderos de oro, se convirtió rápidamente en la actividad más importante de éste período, ya que gracias a ella se sustentó la Conquista.

Se calcula que entre 1542 y 1560 se sacaron alrededor de 2.000 kilos de oro como promedio anual. Rendimiento que no se debió tanto a la abundancia del oro mismo como a la gran cantidad de indígenas que fueron empleados en los lavaderos del mineral.

Durante esta época, las principales ciudades que fundaron los españoles, tanto en el norte como en el sur del país -La Serena, Concepción, Valdivia, Imperial y Villarrica-, se erigieron cerca de terrenos auríferos. Sin embargo, el auge de oro fue tan abrupto como efímero, y ya hacia fines de siglo, la actividad aurífera entró en decadencia a raíz del agotamiento de los lavaderos y la disminución de la mano de obra indígena.

Las reformas comerciales introducidas por la Corona española en el siglo XVI, tuvieron profundas consecuencias económicas en el siglo XVII. El intenso comercio con las colonias tuvo como objetivo favorecer a la industria española, principalmente a través de la obtención de materias primas, siendo las más importantes los metales preciosos. Tal política selló el destino minero de las colonias como Chile que, por condiciones naturales, contaban con ventajas para adaptarse a ella. De esta forma, la minería adquirió un gran impulso, mientras que la agricultura pasó a un lugar secundario y la artesanía prácticamente se extinguió.

En el siglo XVIII, la producción de oro se creció diez veces, la de plata aumentó más de 400 veces y la de cobre 20 veces. A fines del siglo, el cobre y el trigo, representaba uno de los principales ejes comerciales de exportación a Lima. La producción de cobre durante la Colonia se calcula entre 1.500 y 2.000 toneladas por año, utilizadas para fines decorativos, fabricación de utensilios, monedas y artillería, entre otros.

Por causa de un mercado inestable, alto precio de los fletes, una cadena de intermediarios que encarecían su precio, el país lograba exportar sólo unas 500 toneladas anuales de cobre. Tal situación cambió en el siglo XIX, al incorporarse el cobre al uso tecnológico derivado de la Revolución Industrial europea.

Dos importantes instituciones ligadas a la minería se formaron durante el siglo XVIII: la Real Casa de Moneda y el Real Tribunal de Minería. La primera, creada en 1750, obedeció al propósito de reponer anualmente el circulante que se fugaba por la intensificación de las importaciones, sin que este mal pudiese ser remediado. En cambio, el Tribunal de Minería, administraba e impartía justicia en esta área, hacía cumplir la legislación minera, desempeñaba algunas funciones administrativas y, en general, se preocupaba del fomento de esta actividad. En términos generales, fue creado por la Corona para salvaguardar y fomentar las actividades mineras con la obtención de metales preciosos, constituyendo el soporte para mantener su economía.

En los años de la Emancipación (1810-1818), la minería fue una de las pocas actividades económicas que se mantuvo más o menos al margen de los acontecimientos bélicos, dada la lejanía de los yacimientos de los escenarios donde se desarrolló la lucha armada, y la política de las autoridades de evitar o atenuar el reclutamiento masivo de la población minera, que proporcionaba recursos indispensables en momentos críticos.

Asegurada la Independencia, la minería se vio animada por un mayor contacto comercial y humano con el exterior. Muchos extranjeros se radicaron en los centros mineros del norte, lo que facilitó los vínculos con empresas foráneas, se introdujeron mejoras tecnológicas y, posteriormente, la incorporación de nuevos capitales.

La apertura al exterior descansó, casi enteramente, en el mejor aprovechamiento de los recursos naturales. Las actividades económicas que tuvieron mayor desarrollo fueron la minería y la agricultura. El trigo se convirtió en el artículo de exportación más importante, gracias a la ampliación del mercado tradicional del Perú y la aparición de otros, como California y Australia.

En la minería, lo más relevante fue el aumento de la producción de plata, el auge del cobre y el surgimiento de la producción de carbón. El período que va desde 1830 a 1880, es conocido como el ciclo de la plata, el cobre y el carbón de piedra.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada